El nido

Hace varias semanas encontré que unos pájaros estaban construyendo un nido en la ventana del baño.  Día tras día podía observar como traían las hojas secas para terminarlo.

Hoy pude ver a los pájaros recién nacidos, pero lo más que me impresiono fue el ver cómo llegó la madre para darles de comer. Me conmovió. Pude ver que los pajaritos tenían una necesidad y la madre le suplió.

Esto me hizo pensar tanto en mi relación con Dios. El nido puede representar nuestro lugar de intimidad. Entramos al nido para tener un encuentro con Dios, para alimentarnos y disfrutar de Su presencia, para conocerle y hablar de lo bueno o malo que nos fue en el día; pero sobre todo, para permanecer cubiertos. El es nuestro refugio, y en el nido tenemos todo lo que necesitamos.

Como sus hijos es indispensable montar ese nido. Es imposible vivir en el mundo sin tener una cobertura con Dios. Es tiempo de construir el nido para llegar a vivir completamente dependientes de Dios.

 

Versículos claves:

Tú eres mi escondite y mi escudo; en tu palabra he puesto mi esperanza.

Salmos 119:114  (NVI) 

 

Así que podemos decir con toda confianza: El Señor es quien me ayuda; no temeré.
    ¿Qué me puede hacer un simple mortal?

Hebreos 13:6 (NVI)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s